Sí, entre festivos, cenas y regalos me he saltado diciembre. Pero año nuevo, lista nueva. Tengo muchas cosas que contaros así que, Keep reading!.

He vuelto a Madrid y he estado en Amores eternos vintage. Vintage de verdad, del bueno. 

No sé si os pasa también a vosotros pero, aunque me encanta rebuscar entre percheros, siempre me cuesta un montón dar con prendas bonitas y en buen estado en este tipo de tiendas. Pues bien, en amores eternos ha sido todo lo contrario: no sabía qué elegir entre tanta maravilla.

De hecho, seguramente ya hayas visto alguna de sus piezas en la tele o en el cine: en Velvet, Cuéntame, la última de Almodovar e incluso el musical de Billy Elliot. Lo mejor: no hace falta irse a Madrid, ¡Tienen shop online!.

 

 

Justo y necesario en enero: comprarme una agenda bonita ya forma parte de mi ritual para comenzar el año. Esta de Blackie Books será la elegida, ya la he comprado otros años y además de ser una preciosidad, es práctica y muy divertida. Como todo lo que hace Blackie.

 

 

 

Hace ya un tiempo que cambié el gel por el jabón sólido en la ducha y siempre he ido probando marcas y distintos aromas (cosa que me encanta). Este mes creo que he encontrado el definitivo, es de la marca francesa Gallinée y sirve tanto para el cuerpo como para la cara, podéis encontrarlo online en Laconicum. (link haciendo click en la foto).

Además tiene una particularidad: es un jabón “sin jabón”, así como lo lees. No contiene sulfatos y está formulado con una mezcla de prebióticos, probióticos y ácido láctico. Funciona genial en las pieles sensibles y deja un tacto súper suave. 100% recomendable.

Ya os las he enseñado en Redes Sociales, pero quiero contaros que mi Frame Chain triunfa allá donde va. Yo tengo el modelo “Divine”, una cadena chapada en oro con pequeñas cruces.

 


 

Al principio la llevaba casi siempre para colgar las gafas, pero ahora me he aficionado más a llevarla como collar y a mezclarla con otros. Me encanta que sean tan versátiles. De hecho, lo difícil es elegir sólo una y ya tengo el ojo puesto en la siguiente que seguramente sea el modelo “Lucky”.

 


Y para compensar este mes de propósitos y vuelta a la rutina, una cena en Gloria Gijón, porque me apetece un montón volver a comer esas croquetas y porque los sábados hay un ambientazo. 

 

Espero haberos dado alguna idea, por mi parte, me encanta compartir con vosotros, planes, caprichos y descubrimientos. ¡Un beso!