Unas gafas de sol, una montura nueva… ¡El regalo perfecto! Y es que si lo pensamos un poco, no hay accesorio que nos defina más: las llevamos casi todos los días, nos distinguen, cuentan cómo somos.

Nos encanta la idea de regalar algo verdaderamente útil y duradero en esta época en la que el “usar y tirar” es el rey. Adiós a los calcetines, las corbatas y los pijamas.

 

 

El problema

Pero, ¿Le gustarán? Y, sobre todo, ¿Le quedarán bien?. Que no cunda el pánico. En Rosal 21 queremos que regales gafas y que triunfes.

La solución

Lo más importante: el afortunado/a podrá disfrutar de una experiencia totalmente personalizada tanto en el proceso de graduado como en la elección de la montura si tú no das en el clavo o si, simplemente, le apetece probarse otros estilos, otros modelos. 

Así que si estabas pensando en regalar gafas, no podemos más que decirte que te animamos un montón. Además, a nosotros nos encanta ver las caras de ilusión de nuestros clientes ¡No hay mejor regalo!